Skip to content

Intercambiando ideas en un foro

3 junio, 2010

Recientemente se ha publicado el estudio de IDC relativo al estudio de mercado SaaS en 2010. Con este motivo, Fernando Maldonado, de IDC, inició un debate virtual en el que tuvimos la oportunidad de compartir y confrontar ideas.

Estamos de acuerdo en que las economías de escala que aprovecha el proveedor al ampliar la base de clientes produce un círculo virtuoso que, vía unos menores costes, atrae a nuevos clientes. Estamos de acuerdo en que se reflejará en más usuarios, más oferta SaaS y en mayor número de partners ofreciendo SaaS. La reflexión que hace sobre los motivos en que el modelo atrae a los partners, me parecen estupendas y sólo deseo que se cumplan en la realidad, ya que considero que es necesario que entre aire fresco en el mercado. Esta puede ser una forma.

Estoy absolutamente de acuerdo en su conclusión de que “el nuevo modelo lo impregna todo. No importa en qué punto de la cadena de valor se encuentre la empresa, SaaS estará presente en sus planes de futuro”. Y también lo estoy con su afirmación sobre la necesidad de posicionarse por parte de los proveedores. Como sabeis, mi idea es que la oferta hoy es confusa, como la de Cloud Computing – de la que recientemente ha dicho lo mismo, quizás con otras palabras, el CEO de Red Hat, James Whitehurst (entrevista publicada en www.cio.com), cuando confirma las dificultades que pueden tener los usuarios si quieren cambiar de proveedor-.

Nuestro debate particular se inició cuando le hice el comentario de que el conservadurismo de los grandes fabricantes podía alimentar los posibles temores de los clientes, acabando en un rechazo del modelo SaaS (y del modelo Cloud) hasta que los nuevos players que hoy componen la oferta principal no fuesen reconocidos por los clientes como una alternativa viable. Además, mi idea de que SaaS sin la posibilidad de Cloud computing no es del todo SaaS, reafirma este escenario resistente al cambio.

Fernando, que tiene un conocimiento del mercado distinto al mío, defiende un modelo de capilarización: las grandes empresas por arriba (por complementareidad a sus aplicaciones actuales), y las microempresas por abajo (por adquisición de nuevas soluciones), serán las que acepten primero el modelo. Luego, irá hacia las de en medio, donde é ve un modelo de sustitución de aplicaciones. Yo no tanto, pero quizás sí. En cuaquier caso, estamos ambos de acuerdo en que la incorporación de aplicaciones complementarias (y hasta las sustituciones de aplicaciones, que serán parciales, es decir, aplicación a aplicación) nos va a llevar a un modelo híbrido que va a tener una vigencia considerable.

Como él dice, se trata de echarle neuronas.

Por favor, Fernando, ya añadirás/matizarás/rectificarás lo que consideres oportuno.

A modo de postdata. Forrester Research ha publicado otro informe (“As Adoption Grows, Vendor Managers Can Help Business Users Succeed with SaaS Deployments”, de Liz Herbert), en la misma línea, haciendo énfasis, una vez más en que los responsables de IT, de todas formas, aún no están totalmente convencidos por las virtudes del modelo SaaS, principalmente en tres aspectos: Seguridad, integración y migración de los datos ( las opiniones mayoritarias). En CIO les llaman ‘problemas de adolescencia’.

2 comentarios
  1. fernando permalink

    Hola Juan,
    Gracias por invitarme a este debate.
    Si tuviera que sintetizar el estado del arte de SaaS en España lo haría diciendo que…

    La situación económica lejos de frenar la adopción de SaaS está sirviendo de
    catalizador para que nuevos usuarios comiencen a evaluarlo. Estos nuevos
    usuarios del modelo no lo son de la aplicación: las aplicaciones que los
    usuarios comienzan a utilizar en modo SaaS son aplicaciones que actualmente
    ya utilizan en modo tradicional.

    O sea, que el mercado crece por sustitución (existen diferencias en función del tamaño de empresa tal y como Has apuntado en tu post), que son empresas que ya poseen sus aplicaciones en el modelo tradicional de cliente servidor las que dan el salto a una alternativa que ofrece una generosa propuesta de valor bien adaptada para la coyuntura económica actual – descapitalización de sus activos tecnológicos, menor desembolso inicial, pago por uso, ahorro de costes en formación, de mantenimiento de infraestructuras, etc.-.

    El contrapunto al efecto catalizador de la economía en la demanda SaaS viene
    del lado de los fabricantes de software de menor tamaño que, para lanzar sus
    ofertas, necesitan en un contexto de financiación complejo como el actual
    varios meses de desarrollo y de inversión, antes de entrar en la fase de
    comercialización del nuevo modelo.
    Es por ello que 2010 es un año donde si bien un mayor número de fabricantes
    evalúa su entrada, son menos los que, en proporción, se lanzan a comercializar
    su oferta SaaS.

    Los fabricantes de software comienzan a percibir que aunque las ventajas
    competitivas que genera su entrada en SaaS a día de hoy son escasas, son
    acumulativas. De tal forma que aquellos fabricantes que llevan varios años de
    comercialización atesoran una experiencia (por ejemplo, en la resolución de
    problemas) y una masa crítica de usuarios que serán muy atractivas para la
    nueva ola de inversiones en SaaS que se encuentra en ciernes.

    Efectivamente, el mercado se encuentra a las puertas de una nueva ola de
    inversiones bajo una nueva tipología de empresa que, más numerosa que las
    empresas pioneras que han dominado la inversión hasta ahora, invierte en
    tecnología con mayor pragmatismo buscando mejoras claras en sus negocios.
    A medida que el modelo madura, que se generan referencias en el mercado y
    que se difunden las ventajas y puntos críticos del modelo, esta nueva tipología
    de empresa empieza a interesarse por SaaS.

    El canal, que hasta ahora ha sido la gran incógnita, empieza a tomar posiciones y se divide entre los que perciben que SaaS es una oportunidad a corto plazo y aquellos que creen que se trata de una oportunidad a largo plazo. La creciente involucración de una parte significativa del canal no tiene un efecto neutro en la generación de demanda.

    2010 es el año de la consolidación del mercado SaaS en España: usuarios,
    proveedores SaaS y canal comienzan a interactuar creando las condiciones
    idóneas para una nueva ola de inversiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: